Vegetales cruciferos y la glandula tiroides

En compañías y marcas seleccionadas, las sustancias que pueden ser precisas para crear una atmósfera explosiva con aire se adaptan o acumulan. Estas serán en particular sustancias como gases, líquidos y sólidos con un alto grado de fragmentación, por ejemplo, polvo de carbón, polvo de madera, etc.

En estas opciones, los empleadores deben realizar una evaluación del riesgo de explosión y una evaluación del riesgo de explosión. En particular, debe especificarse para habitaciones y pisos donde se produce el mayor riesgo de explosión. Las zonas explosivas deben ser e irreemplazables en áreas y lugares al aire libre. Y requiere que los empleadores preparen documentación gráfica que evalúe y al mismo tiempo indique los factores que pueden iniciar la ignición.

La evaluación del riesgo de explosión debe realizarse sobre la base de los requisitos del Reglamento del Ministro de Economía de 8 de julio de 2010 en la situación de los requisitos mínimos de confianza e higiene en el trabajo, en relación con la perspectiva de presentar una atmósfera explosiva en el entorno laboral (Journal of Laws 2010 No. 138, ítem 931.

Como parte de la evaluación del riesgo de explosión, se realizan las características del objeto. Se alimenta a su superficie, número de pisos, habitaciones, líneas tecnológicas, etc. Factores que pueden funcionar hasta que se analiza un incendio o explosión. Se están desarrollando materiales y estilos para reducir y eliminar los riesgos de incendio y explosión. Se determina cuál es la primera sustancia combustible que puede ocurrir como fuente de explosión potencial. Se aprenden nuevas soluciones para minimizar el riesgo de explosión.