Fecha de caja registradora

Promagnetin

Todo emprendedor en nombre directo de las cajas registradoras lucha con problemas cotidianos distantes, que los platos también pueden crear. Al igual que todos los equipos informáticos, las cajas registradoras no son independientes de los defectos y, en ocasiones, se descomponen. Ningún propietario de una compañía sabe que en cada punto donde se hacen registros con la ayuda de una caja registradora, debería ser un dispositivo diferente, ahora en caso de que falle el primero.

La falta de una caja registradora de repuesto de elzab al vender productos o asistencia puede resultar en multas impuestas por la oficina de impuestos, ya que esto evitará que la lista de ventas se rompa en la unidad principal. Los documentos guardados de acuerdo con la caja registradora deben incluir el folleto del servicio de caja registradora. Este material incluye no solo todas las reparaciones del dispositivo, sino también información sobre la localización de la caja registradora o el intercambio de su memoria. El libro de servicios también debe contener el número único que la oficina de impuestos le dio a la caja registradora, el nombre de la empresa y la dirección de las instalaciones en las que se trata la caja registradora. Todos estos datos son necesarios para las auditorías de la oficina de impuestos. Todas las noticias sobre el conocimiento de la caja registradora y su reparación pertenecen a los ejercicios de un servicio especializado, con el cual todos los empresarios que usan cajas registradoras deben recordar el contrato firmado. Lo que es altamente: debe informar a la oficina de impuestos acerca de cada cambio del técnico de caja. Las ventas en las cajas registradoras deben terminar en una escuela continua, por lo que si la memoria de la caja registradora está llena, debe intercambiar su opinión por una moderna, teniendo al mismo tiempo que leer la memoria. La lectura de la memoria de la caja registradora fiscal probablemente esté en vivo, también cuando su reparación, realizada por una entidad autorizada. Además, el acto también debe completarse en presencia de un empleado de la oficina de impuestos. Se crea un protocolo apropiado a partir de la lectura de la memoria de la caja registradora fiscal, una copia de la cual ingresa a la oficina de impuestos y una nueva ingresa al empresario. Requiere que el protocolo se almacene de acuerdo con otros documentos relacionados con la caja registradora; su inconveniente puede conducir a la imposición de una multa por parte de la oficina.